Imagen de localización del hielo descubierto cerca de los polos de la Luna. Las manchas de color azul marcan los lugares donde se encuentra depositado el hielo, mientras que el gris más oscuro indica las zonas más frías y el gris más claro, las áreas más cálidas. NASA

En 2018 los científics confirmaron la existencia de agua en la superficie de la Luna con evidencias directas, según la NASA, que es quien ha proporcionado la herramienta que ha permitido detectar la presencia de bloques de hielo cerca de ambos polos del satélite de la Tierra.

Según la investigación de un equipo de científicos liderados por el profesor Shuai Li de las Universidades de Hawaii y Brown -y en el que está incluido también Richard Elphic, del Centro de Investigación de Ames de la NASA-, el agua se encuentra en forma de hielo en cráteres fríos y oscuros cerca de los polos de la Luna, lugares donde nunca llegan los rayos del Sol y en los que no se superan los -157 grados Celsius (-250 grados Fahrenheit).

Este descubrimiento, ha destacado la NASA, lleva a pensar que haya agua a pocos milímetros de la superficie de la Luna, lo que la hace fácilmente accesible y puede ser un recurso muy útil «para futuras expediciones para explorar e incluso permanecer en la Luna». El acceso a estos nuevos depósitos sería, según la Agencia Espacial de EE.UU., «potencialmente más fácil» que a los detectados en el interior.

El agua líquida no puede persistir en la superficie de la Luna, y el vapor de agua es descompuesto por la luz solar, con hidrógeno rápidamente perdido en el espacio exterior.

Con información de RTVE y Wikipedia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here