El proceso involucra el uso de biología sintética para se aplicado como polvo en aguaymanto, fresa, tomate y otros.

En el 2019 le dijeron a Nadia Chamana, estudiante de cuarto año de la carrera de bioingeniería de la Universidad de Ingeniería y Tecnología (UTEC), que era imposible realizar biología sintética en el Perú. Pero no se desanimó, y creó MikuyTec, un proyecto que consiste en extender el tiempo de vida útil de las frutas y verduras usando esa tecnología.

La idea nació tras investigar que, desde la cosecha hasta la venta de los productos, se pierden muchos alimentos producto de la descomposición. Al buscar una solución crearon MikuyTec (Mikuy -en quechua- significa comer).

La mayoría de frutas se pudren debido a hongos oportunistas como Aspergillus spp, Penicillium spp y Botrytis cinérea. Nosotros queremos producir a gran escala péptidos antifúngicos y antioxidantes, que son como pequeñas proteínas, las cuales vamos a producir en bacterias que han sido modificadas genéticamente para hacer este proceso,” señala a la agencia Andina la universitaria de 21 años, que nació en Arequipa.

La estudiante de bioingeniería agrega que los péptidos que se han seleccionado son producidos también por las plantas como mecanismo de defensa natural.

“Lo que hacemos es tomar algo de la naturaleza, que ya existe, y lo potenciamos a través de la biología sintética, que es una de las ramas de la biotecnología que nos permite modificar diferentes organismos vivos en beneficio de las personas”, detalla.

La investigación que empezó hace seis meses se realizó en principio con tres frutas: aguaymanto, fresa y tomate; pero se propone que esta solución sea utilizada para todo tipo de frutas. Asimismo, el equipo expuso este proyecto en mercados de la capital para comprobar in situ, que resultaría de interés de los compradores y comerciantes.

¿Cómo funciona esta solución?

La presentación del producto será en polvo, que deberá ser mezclado con agua para que se active. “Será como un recubrimiento protector, que se roseará sobre los alimentos. No vamos a utilizar químicos que hagan daño a la salud, nuestro producto será ecoamigable y no será muy costoso,” precisa la estudiante.

Este proyecto tiene “varios competidores” como los preservantes, por ejemplo, estos son más baratos, pero -a largo plazo- son dañinos para la salud de la población. Además, en comparación con las cadenas de frío que utilizan las empresas agroexportadoras, resulta ser más barato.

Gracias a esta propuesta, el equipo de Nadia Chamana ganó el primer puesto – el Grand Prize – en la competencia iGEM Design League, un evento mundial de biología sintética dirigido a estudiantes de Latinoamérica.

Gracias al premio que ganaron en la competencia iGEM Design League, la más importante de biología sintética en todo el mundo, podrán viajar a Boston (EE.UU.) y desarrollar el proyecto de investigación bajo el asesoramiento de Ginkgo Bioworks, una de las empresas de biología sintética más importante del sector.

El equipo de MikuyTec es multidisciplinario y está integrado por 15 estudiantes de tres universidades: Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), Universidad de Ingeniería y Tecnología (UTEC) y la Universidad de Columbia Británica en Canadá.

Como parte del proyecto, también se publicó un libro para colorear dirigido a niños de 3 a 12 años de edad, traducido al inglés, español y quechua que explica los beneficios de la biología sintética

Con información de Andina y El Peruano

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here