Se estima que hay más virus en la Tierra que estrellas en el universo.

Sí, suena aterrador, pero nos dice la ciencia: la investigación llevada a cabo con los virus conocidos hasta ahora muestra que menos del 10% de ellos son dañinos para los humanos.

La gran mayoría de virus no causa problemas de salud y algunos fueron esenciales para que surgiera la vida en la Tierra y hoy lo son también para que siga existiendo.

Hay un quintillón (el número 1 seguido de 30 ceros) de virus individuales en el planeta (los humanos somos, solamente, 7.000 millones). Los virus pertenecen a 6.500 especies ya catalogadas, y otros cientos de miles cuya existencia aún no conocemos, explica el biólogo y virólogo Rodrigo Araújo Rodrigues, de la Universidad Federal de Ouro Preto (UFOP) de Brasil.

Por lo tanto, la cifra total sería mayor que el de las estrellas del universo observable, que, según el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (Inpe) es de 10 sextillones (1 seguido de 22 ceros).

Beneficios de los virus

La mayoría de los virus del planeta son parásitos de bacterias y, en ese sentido, nos aportan enormes beneficios», afirma el virólogo Rodigues.

«Son los encargados de controlar la población bacteriana y evitar que el planeta sea consumido por ellas. Por tanto, no solo los humanos, sino todos los seres vivos dependen mucho de ellos para su propia supervivencia», añade.

El investigador Fabrício Campos, del área de Ingeniería de Bioprocesos de la Universidad Federal de Tocantins (UFT), tiene una estimación más conservadora del número de especies de virus que pueden causar enfermedades: «Es menos del 1%».

«Hay una tendencia a estudiar y dedicar una mayor cantidad de recursos a aquellos que causan daños económicos a la producción de alimentos o que ponen en riesgo nuestra salud», describe.

Así, es muy fácil hacer una lista de virus que causan enfermedades, desde un rinovirus que provoca un resfriado hasta el virus del ébola, considerado uno de los más letales.

Según Campos, los virus, en general, son fundamentales para la vida, desde su función en el ciclo del carbono hasta los beneficios que aportan al ser humano.

Infectan y destruyen bacterias en comunidades microbianas acuáticas y son uno de los mecanismos más importantes para reciclar carbono y nutrientes en ambientes marinos.

Además, estos organismos limitan la proliferación de algas en los océanos: la biomasa marina está compuesta por un 70% de microorganismos.

«Los virus infectan y matan el 20% de esta biomasa diariamente, reciclando macromoléculas y suministrando alimento a la base de la cadena alimentaria marina, es decir, el fitoplancton», explica Campos.

«Además, los virus han ido dando forma a la evolución del ser humano desde su aparición, actuando como un factor importante de presión evolutiva. Debemos estar siempre adaptándonos para no perecer ante ellos, lo que técnicamente llamamos una coevolución», concluye.

Con información de BBC Mundo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here